Artículo «Ahora me toca a mí»

Nos pasan cosas, algunas deseables, otras indeseables. La tendencia de la mente es de buscar culpables. A menudo buscamos dar la culpa fuera de nosotros, otras veces nos culpabilizamos y castigamos a nosotros mismos. Miremos como en realidad la gran mayoría, por no decir todos los pequeños y grandes desastres, tienen que ver con el funcionamiento mental personal. Dos personas reciben el mismo acontecimiento de distinta forma, porque su proceso mental es diferente, y seguidamente a nivel mental forman ideas diferentes que les llevaran a afrontar la vida de forma distinta y a tener consecuencias de sus acciones según sus procesos mentales. Poco a poco se va generando todo un mundo interno que proyecta una visión interna y esto tiene consecuencias inevitables en el entorno de la persona, a nivel personal, social, emocional…

De entrada hace falta pensar en responsabilidad y no culpabilidad, y después debemos dejar de apuntar hacia fuera para apuntar el dedo de la responsabilidad hacia nosotros mismos. Nada que ver con culpas, juicios o castigos… Démonos cuenta de las tendencias mentales que tenemos para poder cambiar la manera como vemos la vida y abriremos la puerta de los cambios. Busquemos ser responsables y darnos cuenta de que siempre hay diversas posibilidades de hacer las cosas, y de que somos nosotros quienes elegimos. Que la tendencia es a elegir siempre la misma y a menudo no nos damos cuenta de que hay otras que también están disponibles, y de que a menudo son una mejor opción. Atrevámonos a elegir, positivamente hablando, opciones radicalmente diferentes de lo que normalmente elegiríamos, y las consecuencias serán diferentes. Démonos una oportunidad para ir transformando nuestra visión mental del mundo.

David Urgeles