Artículo «La generosidad»

La generosidad es la capacidad de dar o compartir que tiene el ser humano. ¿Pero, por qué ser generoso? Podríamos encontrar diversos motivos, pero hoy aquí nos centraremos concretamente en uno: ser generoso es natural y propio del ser humano. Cuando aparcamos un poco el miedo a perder, nos es fácil de conectar con la generosidad. Cuando conectamos y actuamos en consecuencia, nos sentimos bien y al mismo tiempo hacemos el bien para el otro. La generosidad es una virtud que en realidad vive dentro de nosotros, pero que tan a menudo queda eclipsada por el miedo. Tenemos miedo a no tener suficiente, a no subsistir, a que el gesto no sea valorado, a que otros se aprovechen de nuestra generosidad, etcétera. Enfocarse en estas creencias negativas puede tener a veces valor cuando lo más importante es sobrevivir, pero a menudo lleva a ser poco generoso. La generosidad a menudo va ligada a la empatía. Cuanto más empáticos somos, más generosos podemos ser. Debemos ser descarados, atrevidos, y dejarnos llevar por lo que sentimos dentro de nosotros. No se trata de dar lo que necesitamos para vivir, aunque en muchas ocasiones se puede compartir, sino de una actitud ante la vida. Quizás habrá veces donde no toca dar nada material. Sin embargo, mantenerse en la frecuencia de generosidad es importante porque nos pone en un estado mental y emocional donde hay más valentía y nos sentimos capaces de compartir con el mundo. Es así como logramos salir de nuestra cueva llena de miedos. Todo esto es fácil de comprobar. Basta que nos atrevamos a celebrar nuestra propia abundancia y escoger estar en una frecuencia más generosa, sea cual sea la situación que se presente. Nos daremos cuenta de que nos sentimos mejor cuando somos generosos. Si encontramos que tenemos resistencias, es porque tenemos algún miedo. Se nos presenta entonces una muy buena oportunidad para reconocer este miedo, sin juicios, y trabajar para trascenderla. Dejarnos llevar por una frecuencia más generosa hará un bien a nuestro entorno y nos ayudará a encontrar tranquilidad.

David Urgeles