Artículo «Nuevas proposiciones y nuevos proyectos»

Comienza un nuevo año y se presenta una oportunidad para que nos planteemos hacer lo que sabemos que es bueno para nosotros. Tenemos un ideal y somos conscientes de que nos hará un bien. En principio todo va bien pero, ¿por qué tantas veces esto no es suficiente para poder llegar a lo que nos proponemos?

Por un lado nos falta tener en cuenta:

  • Tener claro qué queremos conseguir
  • Hacerlo con pasión y dedicación
  • Tener en cuenta cada día
  • Tener estrategia

Tenemos un componente que es muy importante y que a menudo se pasa por alto: las creencias erróneas. Las creencias erróneas que viven dentro del subconsciente y que son en gran parte las causantes de no poder llegar a lo que nos proponemos. Estas son las creencias que arrastramos desde pequeños y que han dado forma al mundo particular de cada uno. Este mes ponemos especial atención a las falsas creencias que nos impiden llegar. Si alguien se plantea estudiar pero tiene un mensaje en el subconsciente como «tú no eres muy bueno estudiando», le será muy difícil de poder estudiar. Primero tenemos que darnos cuenta de las creencias limitantes y luego desarrollar una nueva creencia. Una nueva creencia que nos llevará paulatinamente a la construcción de una visión de mundo donde poder encontrar más tranquilidad y abundancia. Sin embargo, tendremos que tener en cuenta las nuevas creencias cada día o de otra manera el subconsciente ganará la partida.

David Urgeles