La salud en Cataluña

Estadística salutweb.gencat.cat

http://salutweb.gencat.cat/web/.content/home/el_departament/estadistiques_sanitaries/enquestes/onada09/esca2014_resultats.pdf

Entre la población de 15 años y más, las dimensiones de la calidad de vida relacionada con la salud que más frecuentemente presentan problemas son el dolor o malestar (el 31,0%), la ansiedad y/o depresión (el 18,2 %) y los problemas para caminar (el 13,6%).

  • Casi la mitad de la población de 18 a 74 años tiene exceso de peso (sobrepeso u obesidad). El 33,1% tiene sobrepeso, y el 15,0%, obesidad.
  • El 30,4% de la población de 6 a 12 años tiene exceso de peso (sobrepeso u obesidad).
  • El 38,0% de la población de todas las edades padece alguna enfermedad o problema de salud crónico o de larga duración.
Según la prensa

http://www.elperiodico.cat/ca/noticias/sanitat/poblacio-catalana-pateix-ansietat-5714072

  • El 18% de la población tiene ansiedad.
  • El 15% de niños catalanes tienen ansiedad.

7 millones de cajas de ansiolíticos y 6,5 millones de cajas de antidepresivos vendidos en un año en Cataluña.

Los que no son parte de la estadística tienen muchas probabilidades de formar parte de ella en el futuro si no se cuidan. Un 25% de la población de más de 70 años toma antidepresivos. Un 12% hipnosedantes. Un 9% antipsicóticos, un 6% toma 10 o más medicamentos combinados. http://www.ara.cat/societat/Augmenta-lus-dantidepressius-gent-gran_0_1703829624.html

¿Cuántos de aquellos que no son parte de la estadística tienen salud óptima o un estado de felicidad y tranquilidad y están preparados para afrontar dificultades series indeseables que lleva la vida a veces?

Estamos ante un reto.

¿Se puede hacer algo? Sí. Cuidarse. Cuidarse para tener una buena calidad de vida y para poder hacer algo por los que no llegan a poder cuidarse ellos mismos.

Como cuidarse?

Saliendo del sueño del niño con todas sus creencias adquiridas, abandonando patrones que nos impiden llegar a todo lo que tenemos claro que sería bueno para nosotros, adoptando nuevas creencias, haciendo uso de la voluntad que todos tenemos, levantándonos con determinación y reconstruyendonos a nosotros mismos y a nuestra sociedad, aprendiendo a valorarnos ya a tener más confianza en nosotros mismos, afrontando lo que nos hace sufrir o nos da miedo, aprendiendo a comunicarnos, aprendiendo a cooperar y perseverar ante la dificultad …

Todo esto sólo se puede hacer realidad si miramos dentro de nosotros, tomamos responsabilidad y adoptamos una manera de vivir diferente, una manera de vivir más reflexiva y consciente y de esta manera poder llevar a la práctica lo que sabemos que es bueno, ético, saludable y constructivo. Debemos querer salir del estado depresivo general de la sociedad que está claramente en una crisis de valores. El momento es bueno porque podemos hacer algo para mejorar la situación. Debemos creer en una sociedad diferente para que se manifieste y actuar en consecuencia según nuevas creencias.

David Urgeles